lunes, 15 de febrero de 2016

Cuaderno de comunicación

Una de las mayores dificultades con las que se suele encontrar buena parte de nuestro alumnado es la del uso del lenguaje y el desarrollo de las distintas funciones:
  • Instrumental: usar el lenguaje para satisfacer necesidades: pedir cosas, hacer demandas.
  • Reguladora: modificar y regular la conducta de los demás.
  • Interactiva: permite interaccionar con l@s demás.
  • Heurística: preguntar para conocer lo que ocurre  a su alrededor.
  • Imaginativa: emplear el lenguaje para inventar y crear historias.  
  • Personal: expresar sentimientos y dar a conocer hechos personales.
  • Informativa: comunicar y dar a conocer hechos y conclusiones. 

Para favorecer este componente del lenguaje, he creado a varios alumnos un cuaderno de comunicación, con la finalidad de conseguir que me cuenten su día a día, utilicen correctamnete marcadores temporales y mejore la comunicación casa - colegio.
 


El cuaderno tiene un espacio en el que hay que decir el día en que estamos, el tiempo y cómo se siente el alumno o la alumna que habla.



A continuación, he puesto una parte en la que la alumna o alumno, con ayuda de su familia, va colocando los pictogamas de aquello que ha hecho. 




En los siguientes apartados, diferenciados por colores según el SPC, encontramos los pictogramas que el alumno o alumna usará para contarnos su día a día. Éstos se van ampliando en función de las necesidades que nos va transmitiendo la familia para adaptarnos a las actividades diarias que realiza.

- PERSONAS (amarillo)


- ACCIONES (verde)


- NOMBRES (naranja)


- DESCRIPTIVOS (azul)


- SOCIAL (rosa)


- MISCELÁNEA (blanco)


Tras la puesta en marcha de este recurso, hemos visto que es fundamental este último apartado de ANOTACIONES, en el que la familia nos cuenta aquello que no se puede resumir en un pictograma, algún hecho relevante... 


Si usáis algún material similar y queréis compartirlo, estaré encantada de conocerlo;)

Un saludo,

viernes, 15 de enero de 2016

"DÍA A DÍA"



Investigando un poquito sobre la organización del tiempo en personas con TEA, he descubierto que hay una app (disponible para android) muy interesante. 

Se llama "DÍA A DÍA" y ha sido creada por la Fundación Orange, BJ Adaptaciones y la asociación de padres Aprenem. Sobre ella he hablado a las familias de nuestro alumnado con TEA y os cuento un poco por aquí por si os interesa. 

La aplicación permite planificar visualmente las actividades que van a suceder o mostrar a modo de diario las que ya se han realizado. De esta forma, ayuda a:
- Anticipar lo que ocurrirá próximamente.
- Guardar y revisar lo que se ha hecho, de forma gráfica y estructurada.
- Facilitar y fomentar la comunicación a través de las fotos, incitando a contar lo que ha sucedido. 

Es  muy práctica y se puede escoger entre cuatro modos de organización: anual, mensual, semanal o diario. En cualquiera de los modos se pueden añadir las actividades con un título, una fecha, un momento del día (mañana, tarde o noche), fotos, grabaciones de audio o vídeo... Además de todo ello, es gratuita y permite compartir a través de correo electrónico cada una de las tareas o actividades. 



Para leer más o descargar, pica sobre la imagen:


http://fundacionorange.es/diaadia.html

Hasta pronto,
 

TEACCH: Estructuración temporal - horarios y agendas



En esta entrada hablaré sobre el segundo nivel del sistema TEACCH: la estructuración temporal, el horario y las agendas.




La creación de un horario visual es fundamental porque ayuda al alumnado con TEA a:
  • Anticipar la actividad: permite saber qué actividades se van a desarrollar y en qué secuencia, pudiendo también informar de posibles cambios que pueda haber a lo largo de la mañana. Ésto, además, reducirá reacciones inadecuadas y rabietas. 
  •  Comprender lo que se espera de ell@s. 
  • Adquirir autonomía durante las transiciones entre actividades. 
  • Otro aspecto a resaltar es que, ante actividades que gustan menos, la compresión de que al terminarla viene algo agradable (una recompensa), les motiva en el trabajo.



Por ello, en las aulas en las que atendemos a alumnado con TEA dentro de nuestro centro, hay establecidas rutinas muy diferenciadas y utilizamos el sistema de agendas como ayuda visual para entender las tareas.



A continuación os explico algunos criterios que hemos tenido en cuenta para la realización de las agendas y horarios:



Teniendo en cuenta el nivel de abstracción y, sabiendo que podemos ir desde el objeto real (menos abstracto) hasta la palabra o frase escrita (mayor nivel de abstracción), en nuestro caso hemos utilizado pictogramas.



Aunque las agendas se pueden organizar tanto en línea horizontal como vertical, nosotros hemos elegido la primera opción y de este modo se realiza en todos los entornos en los que se desenvuelve nuestro alumno. En un futuro, se podrá hacer una agenda portátil que el alumno pueda llevar consigo a lugar al que vaya.



Por otro lado, hemos tenido visto qué longitud era la adecuada y hemos realizado una agenda de clase, en la que se recoge el trabajo diario de una mañana completa y otra compuesta por un máximo de cinco pictogramas (se tachan aquellos que no son precisos con un aspa) para el desarrollo de la sesión de trabajo en mesa.



Si nos centramos en la primera agenda (la de clase), nos hemos basado en las actividades rutinarias y en la repetición para interiorizar los pasos a realizar y poder anticipar las tareas.

La secuencia suele ser: rutina de entrada (quitarse mochila y abrigo, colgarlo en la percha); asamblea, trabajo en mesa, desayuno, recreo.... Cada mañana, antes de la asamblea, las coloca en fila junto a su tutora y las va tachando con un aspa conforme las va terminando, a la vez que dice "Hemos terminado....; ¿Qué toca ahora?".



Al llegar al momento de "Trabajo en mesa", he creado un horario individual que se organiza en la propia mesa del alumno y que desglosa las actividades que hay que realizar en ese momento concreto. Al finalizar la secuencia de actividades, siempre hay un refuerzo que mantiene motivado a nuestro alumno durante la realización de las actividades. Dicho refuerzo se va variando a lo largo del tiempo, para favorecer la flexibilidad.
    



Ya que el trabajo en el aula de audición y lenguaje también comprende el trabajo de una sesión, tengo mi propio horario individual en el que voy organizando las actividades que vamos a desarrollar ese día y vamos señalando del mismo modo que en la individual de su aula, a medida que vamos avanzando.





Por último, dentro de la estructuración temporal, quiero mencionar un mural que le hice al comenzar el curso con los días de la semana asociados a una forma geométrica y un color. Lo tenemos en las aulas en las que trabaja y en casa y, antes de organizar la agenda, busca el día de la semana en el que estamos, así puede saber cómo será más o menos su rutina diaria (si hay colegio o estará en casa, si acaba de comenzar la semana o está a punto de terminar...) 


Hicimos este material porque hay conceptos que son más abstractos y que sólo si se trabajan de un modo rutinario asociándolos a un símbolo determinado y a medida que se vaya repitiendo, ganarán un significado para el alumnado. Además, el ver estos símbolos de forma lineal ayuda a entender e interiorizar la secuencia temporal.




Espero que os sea útil;)

Un saludo,
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...